Caballo de barba marroquí

El Barb, una de las razas ancestrales, tiene líneas de sangre tan antiguas (o más) que el árabe. Al igual que el árabe, es un caballo del desierto, pero ahí acaban sus similitudes.

OrigenMarruecos, África.
Alzada 1,44 – 1,54 metros
Tipo sangre
Asociación oficial Asociación Española de Criadores de Caballos Árabes

Orígenes del Caballo de barba marroquí

Se cree que las líneas de sangre del Árabe y del Barb se encontraron en algún momento durante las conquistas musulmanas de los siglos VII y VIII. Muchas de las características de confirmación del Barb resultaron ser dominantes y pocos de los refinamientos árabes se ven en las líneas de sangre puras del Barb. La sangre del Barb desempeñó un papel importante en la evolución de la mayoría de las razas españolas, especialmente la andaluza, y también en el actual Pura Sangre. Todavía se encuentran en abundancia en Marruecos, Argelia y Túnez, y los sementales se utilizan tradicionalmente como monturas de la caballería Spahi.

Características del Caballo de barba marroquí

Con una altura media de 1,44 – 1,54 metros, construido para cubrir largas distancias con raciones escasas, resistente a la sequía, gran resistencia, movimiento ágil, perfil recto, cuello arqueado, hombros planos y erguidos, cuartos traseros redondeados, cola de implantación baja, las patas son delgadas y duras, pies estrechos y resistentes con colores tradicionales como: negro, gris y bayo.

Uso y Temperamento

Caballo del desierto de alta resistencia, criado para la velocidad y el espíritu duro y resistente personalidad inestable, es usado para caballos militares, equitación general, caballo de competición y trabajo agrícola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *