Caballos Salvajes del Namib

Los caballos salvajes que se encuentran en Namibia no son autóctonos de la zona, por lo que técnicamente no son salvajes, sino asilvestrados. Los caballos se importaron por primera vez al sur de África en el siglo XVII desde Europa y, al igual que los mustangs de Norteamérica, acabaron por hacerse un hueco en la naturaleza.

Origen
Alzada1,42 – 1,45 metros
Tipo sangre
Asociación oficial

Orígenes del Caballos Salvajes del Namib

Aunque se cree que proceden de Europa, sus orígenes reales son un misterio. Sin embargo, existen varias teorías, y la que tiene más credibilidad es la de que son animales de ascendencia alemana que fueron abandonados y añadidos ocasionalmente por otros animales abandonados durante la depresión y el progreso del automóvil. En 1908, la administración colonial alemana estableció una gran zona restringida, cuyo acceso se mantenía estrictamente controlado. Una parte de esta zona era el terreno de juego de estos caballos y, gracias a estas restricciones, el oído pudo crecer sin ser tocado por la mano del hombre durante 90 años. En 1986 la zona se abrió y pasó a formar parte del Parque Namib Naukluft. Curiosamente, esta colonización alemana es probablemente lo que ha salvado a la raza y, al final, las condiciones y el clima locales han creado una raza por derecho propio. Su evolución en la zona ha creado una raza de caballos increíblemente resistente y dura. Esta manada se dio a conocer al público en la década de 1980 y se sabe muy poco sobre los animales en sí. Debido al clima extremo de su tierra natal, su número sigue siendo limitado, ya que la Madre Naturaleza es la única que cuida de estos animales. Ha habido intentos de exterminio debido a la grave falta de recursos naturales, pero el espíritu indomable de estos enjutos animales (y ahora el Gobierno) los ha mantenido en pie.

Características del Caballos Salvajes del Namib

Con una altura media de 1,42 – 1,45 metros, la cabeza es atractiva, los ojos son grandes y están muy separados, las orejas son pequeñas y puntiagudas, la espalda es corta, el pecho es profundo y bien musculoso, los hombros son musculosos e inclinados con colores tradicionales como: castaño, bayo y moreno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *